El porno como ayuda para los animales

Todos conocemos la organización PETA (personas por el trato ético de los animales). Pues recientemente se han unido con una de las páginas de videos xxx gratis más conocida de la red. La campaña que han lanzado mutuamente estos dos organismos se ha titulado "demasiado sexo puede ser malo" y el objetivo fundamental es de salvaguardar a los animales.



Lo que hará dicha página web es simple: por cada 2000 visitas que reciba cualquiera de los vídeos que tengan en su web, donaran a la asociación PETA un centavo de dólar. Eso quiere decir que, cuando alguien le de por visionar a latinas teniendo sexo o simplemente escenas subidas de tono con abuelas salidas, dicha asociación que vela por los derechos de los animales, logrará dinero para la defensa de los mismos, principalmente castrar y esterilizar a gatos y a perros.

EL máximo de dinero que se ha fijado es el de 30000 dólares, justo lo necesario para que PETA pueda esterilizar a animales y que puedan reproducirse mientras vagan por las calles, terminando finalmente en algún albergue y sacrificados. Si alguien tiene algún interés, hay incluso un vídeo en Youtube de una joven actriz que se dedica a grabar videos porno gratis, donde habla de esta campaña a favor de los animales.

La burbuja inmobiliaria benefició al cultivo ecológico

La principal consecuencia de la burbuja inmobiliaria, fue el aumento del desempleo por parte de miles de personas que se dedicaban al sector, tanto a los obreros como a todo tipo de fabricantes. Pero en lugar de resignarse, muchos encontraron en el campo y en el cultivo ecológico una buena salida para reconducir sus vidas. Entre diferentes organismos se ha incentivado el cultivo y la distribución de diferentes cultivos como legumbres y otros productos.



Todo ello ha logrado sacar del paro a muchos antiguos obreros, que han encontrado en el campo una buena vía de escape para salir adelante. Además, este tipo de cultivos ha beneficiado la recuperación de algunas especies de aves, como la avutarda. Uno de los principales países a la hora de comerciar con este tipo de productos es Alemania, donde llegan a comprar toda la producción que llega a ser hasta de 800 kilos.

En definitiva, de una situación complicada se ha logrado rescatar a mucha gente y además, con unos métodos rentables y beneficiosos para el medio ambiente, donde puede observarse una mejora evidente en el paisaje y los suelos, mucho más fértiles.